13:42

Humedales de Quintero

Siendo caracterizado principalmente por sus playas tan diversas que van desde pequeñas y paradisiacas playas de arena gruesa y rodeadas de arboles a extensas playas donde se pueden practicar distintos deportes, desde pesca o surf. Quintero nos sorprende con verdaderos oasis llenos de vida silvestre y de exuberante vegetación.

Se trata de nuestros humedales o vegas como generalmente le llaman los lugareños. Humedales que muestran un rostro prácticamente desconocido de quintero donde podemos disfrutar de hermosos paisajes ideales para turistas amantes de la naturaleza y fotógrafos que visitan estos lugares para hacer safaris fotográficos y hacer recorridos para apreciar la naturaleza.

Ubicados en distintos lugares de la comuna, El Bato, Loncura, Ritoque y Mantagua




Humedal de la planta de lubricantes Copec.

En el el Bato, dentro de la planta de lubricantes copec. Ubicada en el camino costero de Loncura, se encuentra un pequeño humedal, al cual se puede ingresar solicitando permiso con anticipación a la administración de la planta.

Fuimos invitados a conocer y recorrer el lugar y quedamos maravillados por la preocupación y cuidados que dan al lugar, con recorridos y miradores que permiten apreciar en detalle la naturaleza sin dañarlo o alterar la tranquilidad de las aves que ahí viven. De estos miradores se pueden avistar aves tales como el famoso siete colores que viven en la mayoría de los humedales del sector. Patos silvestres, águilas, entre otras aves. La flora del lugar, compuesta por nalcas o pangue, colas de zorro, familias de hongos, canelos, palqui, y enormes arboles que rodean el lugar brindando protección al humedal. Desde una parte del recorrido por el pajonal, se puede apreciar los totorales con los estanques de combustible de fondo. Lo que nos deja la siguiente reflexión “si existe un real compromiso, La industria puede ser amigable con el medio ambiente”


Bosque Las petras

El humedal bosque de Petras, declarado santuario de la naturaleza, por estar bajo la protección de la fuerza aérea, su visita es restringida, y se permite solo para estudios científicos. Con esta medida se ha conseguido que el ecosistema no se vea amenazado por la intromisión humana que sin la preparación de senderos y gente que proteja el lugar, solo destruiría el humedal. La paradoja que produce esta restricción es que tampoco se realiza un control para eliminar la zarzamora. Planta espinosa que depreda el humedal esta planta fue introducida por los españoles principalmente para cercos y cierres perimetrales. Pero que en este lugar ahoga la vegetación endémica del humedal.

Las Petras.
esta foto es un montaje con el cual se pretende mostrar lo maximo posible del humedal. el siete colores. el coipo, el bosque pantanoso y las hojas de la petra.
que fueron rescatadas de unas diapositivas antiguas poe eugenia gaete p.


Humedal de Ritoque

El humedal de Ritoque, que también pertenece en parte a la fuerza aérea, quienes cercaron con una alambrada el lugar sin tomar los resguardos necesarios para no afectar el ecosistema.

Por la cercanía de este humedal con el bosque de petras, existe la posibilidad que compartan sus napas siendo perjudicial para estos las nuevas obras que se realizan en el lugar y que cortarían el paso de las corrientes subterráneas.

Este tipo de turismo está despertando el interés de la gente de la zona, pero la poca información y la casi nula formación en el tema del manejo de los humedales, el reconocimiento de las especies y turismo amigable con el ecosistema, dificultan la explotación de esta alternativa. Siendo la posada del parque ubicado en el humedal de Mantagua. el único lugar preparado para recibir turistas quienes pueden disfrutar de un paseo en kayak o un recorrido en caballo por las dunas o simplemente disfrutar de la naturaleza en un lugar en que el tiempo no pasa.

0 comentarios:

Publicar un comentario